Copyright 2018 - Custom text here

La sordera institucional

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

España no se merece este galimatías,  pero es lo que hay. 

El último domingo del próximo mes de junio, día 26,  los españoles vamos a una nueva consulta electoral tras la disolución de las Cortes. La partitocracia disputa el poder a base de burocracia,  no es extraño que el electorado esté sumido en el desencanto y el aburrimiento.

Hasta cuando el chantaje de Cataluña

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

                                                 

 La reunión entre el  Pesidente Mariano Rajoy y el de la Generalitat, Carles Puigdemont, celebrada en La Moncloa, ha resultado ser un encuentro protocolario que pone de manifiesto la incompatibilidad de ambos y la evidencia de que el problema catalán sigue tan atascado como siempre. Las diferencias seguirán siendo las mismas mientras el nacionalismo no asuma el fracaso de su apuesta.

El político actual y la política de salón

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

 Estarse quieto  y saber esperar a que los adversarios se desestabilicen en su propio movimiento para acabar emergiendo como mal menor ante la debilidad puede parecer una virtud si no viviéramos en una actualidad inquietante. La impresión más generalizada es que los políticos españoles viven al margen de la realidad, se podría decir, incluso, que desprecian profundamente al pueblo. Todo parece haber perdido su valor, y su perspectiva. Hoy el nacionalismo e izquierda se dan la mano, se ayudan, se autoalimentan, y se encuentran en conciencia sobre aquella denigrante acción.

El gran teatro de la política

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 EL GRAN TEATRO DE LA POLÍTICA 

Lo que no se le puede negar a Pedro Sánchez son sus grandes dotes para la prestidigitación, aires de estrella mediática y capacidad para el camuflaje. Nunca 90 escaños habían dado tanto juego, el peor resultado de la historia del PSOE, cuarto en Madrid, un fracaso estrepitoso por el que habría tenido que dimitir o ser sustituido. Rubalcaba lo hizo con mucho mejor resultado. Sin embargo ahí lo tenemos; puede decir sin rubor una cosa y la contraria a ritmo de telediario.  Con evidentes dotes escénicas levanta ovaciones y aplausos que son puro atrezo, arropan el ambiente e incitan a la euforia.

El círculo vicioso

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

Reflexiones de un español preocupado.

El Partido Popular, prisionero de sus propios errores, deambula noqueado con más incertidumbre que acierto. Mariano Rajoy tuvo su gran oportunidad, en esta su primera legislatura con mayoría absoluta,  que le podría haber perpetuado -a él y a su partido- en el poder, y consolidado en ese gran proyecto de una España europea con prestigio internacional.

Hasta la próxima

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

Los políticos están más interesados en sus cuitas que en la amenaza  del terrorismo yihadista.

Solo nos acordamos de Santa Bárbara si el ruido de nuestra impotencia anuncia desastre. Cuando el estruendo destroza los tímpanos y nos parte el corazón. Cuando los muertos rompen la aritmética y se cuentan por decenas. Cuando la procesión de ataúdes pasa cercana y pensamos que en ellos podrían ir nuestros hijos o nuestros hermanos.

En solidaridad con la nación Belga por los atentados de Bruselas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

El terrorismo yihadista ha vuelto a sembrar el terror en el corazón  de Europa. Como el pasado mes de noviembre en París,  Bélgica ha sufrido el horror y la desolación en un atentado que ha conmocionado al mundo.Nuestra solidaridad con la nación Belga y, especialmente,  a los ciudadanos de Bruselas que han sufrido en sus familiares y amigos la acción criminal de estos asesinos.  España siente el dolor como propio, el Gobierno ha mostrado su pesar y solidaridad con las familias afectadas, y ha ofrecido cuanta colaboración sea necesaria.

Tras la estrafalaria no investidura de Sánchez: más de lo mismo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

Como las fallas de Valencia, a la valenciana como reclama Pablo Iglesias. Una vez la ilusionante fogata se ha desvanecido, todo queda en cenizas, polvo, residuos, confusión y vuelta a empezar, es la maldición que acompaña, siempre estamos empezando, no podemos ni recuperar el respiro o la respiración, siempre hay un personajillo disfrazado de poder que da el pego y nos pilla con el pie cambiado. 

“Truco o trato”: el debate de investidura

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

Me recuerda El Gran Bazar de Estambul, en Turquía. Un gran zoco o ferial es en lo que se ha convertido el Congreso de los Diputados. El mercadeo que obnubila por sus perfectas imitaciones, a las que seguirá el desencanto: el Rolex que no da la hora o un bolso Louis Vuitton que se decolora.

No me duelen prendas

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

Sánchez devuelve la humillación a podemos 

 El acuerdo firmado por Albert Rivera y Pedro Sánchez deja en evidencia mi comentario del pasado día 21, en la creencia de que el pacto lo haría con Podemos por encima de su Comité Federal y en aras de pactar con el diablo con tal de ser investido presidente.

Hay que poner fin a esta locura colectiva

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

La locura colectiva que España vive en estos momentos presenta un horizonte de confusión de consecuencias imprevisibles, es como si todos hubiéramos perdido el juicio, la racionalidad se ha convertido en esperpento, la ambición de unos se ha confundido con la avaricia de otros, los delirios enfermizos de poder confrontan situaciones de corrupción generalizada que producen desconcierto.

España, reino de JAUJA

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

            

         Se acabaron los problemas. Los  españoles podemos respirar aliviados. Por arte de magia, como si un milagro se hubiera producido, España ha pasado de la recesión, la crisis y la incertidumbre, a un paraíso donde el bienestar generalizado  reparte sus  parabienes de forma unánime.

Ruge la marabunta

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
la marabunta

               

Mariano Rajoy sale de su letargo, esperemos que este aparente bullir suponga algo más que un estertor.

                 Más vale tarde. Cuando parecía amortizado y fuera de juego en un rincón del vestuario,  el Presidente reacciona y sorprende al auditorio.

Predicar en el desierto

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

   

      El carnaval de la política ha convertido a España en un patio de vecinos mal avenidos. La pasividad de Rajoy y su pusilánime postura, a pesar de tener mayoría absoluta, nos ha llevado a una situación irreversible a la que no ha sabido hacer frente, y menos ahora con un gobierno en funciones que no es gobierno ni gobierna a pesar del estado de excepción en  que nos encontramos.

El ciudadano español exige de los políticos un cambio radical de mentalidad ante los grandes retos que nos esperan

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

 

Salvo casos muy excepcionales los acontecimientos en la vida no ocurren por casualidad, unas cosas son consecuencia de otras. La situación de esperpento, de sainete cómico que vive el país, no se corresponde con una generación de payasos que ha inundado el panorama político, que también, es el resultado de una política irresponsable, egoísta y autocomplaciente que ha degenerado y extendido, a tal extremo de indolencia e irresponsabilidad, que nos ha contagiado, anestesiado, adormecido:resignado a verlas venir.

Nos esperan años difíciles: 2016 será definitivo para la recuperación o retroceso de España

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
democracia

 

    A veces, el follaje no deja ver el bosque, léase  intereses de partido, los espurios, o los propios e inconfesables.En  un principio, todos habíamos aceptado como confuso y contradictorio el resultado del 20 D, el electorado había plasmado su descontento y se ha mostrado desorientado, pero nada más lejos de la realidad, tras estos días de reflexión,  la evidencia se impone, el pueblo español ha demostrado una vez más su madurez y agudo sentido de la responsabilidad en estos  momentos difíciles y trascendentales que estamos viviendo.

20 D, el voto del desconcierto

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

       

      Se veía venir. El desconcierto y desorientación del electorado, desencantado y desmotivado por la frivolidad con que los partidos políticos de izquierdas y derechas –tanto da- se han venido comportando sucesivamente, ha llegado a colmar el vaso de la paciencia  y ahí tenemos el resultado, un panorama político de ingobernabilidad que puede desembocar en una situación de imprevisibles consecuencias.

El debate de la vergüenza

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

       

    Vergüenza ajena produce pensar la opinión del mundo ante el espectáculo que dimos anoche con el “Debate de 20 D”.  Ni el líder del PSOE pudo llegar a más ni España a menos. Casi nada, el aspirante a Presidente de Gobierno de la Nación y el Presidente actual -que todavía lo es-, uno por activo y el otro por pasivo, dieron un espectáculo de miseria política digno de recordar. Pedro Sánchez, con  o sin argumentos, estuvo soez, vulgar: usted no es decente, entre otras lindezas y se quedó tan tranquilo.

Buscar

f t g m