Copyright 2018 - Custom text here

No es verdad, ángel de amor, que en esta apartada orilla....

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

      La fruta cuando madura del árbol cae, a menos que se le ponga un plástico y se diseque a modo de pasa como las uvas, pero pierde la gracia. Ustedes se imaginan un fin de año tomando las doce pasas a ritmo de campanada?... Pues eso me pasa a mí, que no lo imagino.  No sé si,  de pronto, me he trasladado de país,  si estoy en un sueño eterno del que no logro despertar, o si es que todos nos hemos vuelto locos, que es lo más probable.

    La pesadilla es una constante turbulencia y cuando  despierto me zumban los oídos con un aluvión de propósitos, o de mal propósitos, que suenan a fanfarronería, confrontación, mal presagio.... Irresponsabilidad política, mediocridad, mezquindad, son palabras que inundan la CRÓNICA. 

      De pronto despierto y me encuentro en  televisión con un Presidente del Gobierno que se le ido el fuelle, o las ideas, o el juicio, o como se llame.  Se ha pasado la legislatura diciendo que 3 + 2 son 32  y más o menos le han salido las cuentas, pero hombre bebe un poco de agua que te vas a deshidratar; ponte las gafas que ha oscurecido y hay 32 escalones; no cruces que está el semáforo en rojo... Reacciona Mariano -se oye desde una vos amiga-: si hasta a Zapatero se le ocurrió lo del estado de  excepción porque los controladores le revolucionaron un poco el aire.  

    Y de pronto sale la Vicepresidenta, que siempre tiene un roto para un descosido,  y me recuerda a Mariano  Medina, el hombre del tiempo: les juro por mi madre que mañana va a llover, en contraste con  Pedro Sánchez: con este hermoso sol que esparce su clara luz sobre los naranjales les propongo... O Rivera tranquilizando con su discurso patriótico, que viaja por las nubes a toda velocidad. 

    Con una mayoría absoluta, Rajoy,  ha conseguido que una pandilla de hippies antisistema  gobiernen las principales ciudades españolas, incluida la capital de España, y que la segunda, Barcelona, le dé un corte de manga humillante, no para él –parece-,  sí para una gran mayoría de españoles. Como boxeador noqueado intenta reaccionar pero le tumban nuevamente sin contemplaciones. Hace un amago de sacar el 155,  y el puño en la boca le hace balbucear: tranquilos, tranquilos, solo era una broma. Con un pie en el cuello y la lengua de bufanda, envalentonados le obligan a decir “visca la República catalana” mientras el Gobierno, anestesiado por tanto vacile, buscan la Constitución que han confundido con Educación para la ciudadanía.      

    Por aquello de pon tu trasero a remojar, el Tribunal Constitucional lejos de ocuparse de que la Constitución sea respetada en su integridad dedica su tiempo a buscar huecos, fallos y recovecos –supongo-,  no vaya a ser que las cosas vengan mal dadas y nos encontremos con que España es otra Venezuela con un mariscal con coleta.   

    Y por aquello de que al Presidente le crecen los enanos, un general le sale respondón, se auto proclama ministro de defensa en un partido que apoya el derecho de autodeterminación con un hipotético ejército de Pancho Villa y, el Gobierno,  lejos de aplicarle el código militar o  dar tratamiento de traidor a su patria, le ofrecen un generoso finiquito  y una palmadita en la espalda.  

    Como es posible que yo esté en un alucine, teñido de humor pero sin el  talento necesario para dotar de suficiente realismo,  me dispongo a hojear los periódicos: LA BOMBA ATÓMICA. El artículo 155 es lícito, legal y legítimo...  BLA, BLA, BLA: Por ahora, la única realidad es que llevan una semana diciendo que se independizan y nadie les ha parado.... ”SI EL ARTÍCULO 155  SE HUBIERA APLICADO HACE DOS AÑOS NO ESTARIAMOS EN ESTA SITUACIÓM”... 

     Enciendo la tele y oigo: Al gobierno le falta firmeza, hay que parar esta locura.  Los separatistas están convencidos de que no van a encontrar a nadie enfrente... El gobierno no está actuando con proporcionalidad. Un gobierno anestesiado; por 30.000 euros de multa se puede romper un país...  

   Pongo la radio y se repiten frases como: Cataluña, choque de trenes. Rebelión programada. Desobediencia civil. Golpe de estado. Golpe soberanista. Motín al borde del abismo...  

   Expresiones que todavía a estas alturas me producen una sensación sumamente perturbadora, omitiendo lo que podríamos llamar “la parte maldita” que afecta a posiciones viles y oportunistas de algunos medios que llegan a la vida cotidiana convertidas en consumo banal o en violencia.  

  En los telediarios Rajoy, un político que tiene graves dificultades para transmitir sus emociones y que solo en alguna ocasión de su quehacer diario  deslizó alguna sensación en ese sentido, repite como una muletilla programada: mientras yo sea Presidente del Gobierno no se romperá la unidad de España... 

    Yo, en mi ingenuidad,  pregunto: Y si deja de serlo, qué herencia deja a su sucesor?  Y si lo es, pero llega demasiado tarde?  Y si la rebelión soberanista ha tomado tanto copero que se ha convertido en un tsunami que arrasa..? 

   No sé si el Señor Rajoy va lamentar no haber dado un oportuno y contundente  puñetazo encima de la mesa. Estoy seguro,  los españoles sí. Las cosas nunca van a ser  igual, aunque todavía podría estar a tiempo de poner un parche. El señor Rajoy llevará un San Benito sobre sus espaldas que le habrá marcado para el resto de sus días.  

   Sea cual sea el resultado, ahí está mi opinión, con humor o sin él,  al menos me habré liberado de una obsesión que viene acuciándome estos días. La tendencia hacia la fragmentación que se vive en España tiene un contenido emocional de primera magnitud,  tan obsesivo, que lleva al enfrentamiento, por lo que la acción política debe afrontar la crisis con la suficiente firmeza para evitar que la confrontación derive  hacia la  incivilidad, ya habrá tiempo de estudiar y responder a las diferencias económicas, sociales, políticas y culturales, en las que suelen incidir las democracias modernas. Pero, repito, no sé si esto será suficiente. 

   9 de noviembre 2015 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar

f t g m