Copyright 2017 - Custom text here

El terrorismo, amenaza permanente: fracaso de la Unión Europea

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

 Un atentado en Múnich pone en estado de alerta a toda Europa. Una decena de muertos y una veintena de heridos, tres de ellos muy graves. 

Un atentado en la ciudad alemana de Múnich, junto al Centro Comercial Olimpia, en el norte de la ciudad, escenario de un ataque que deja al menos 10 muertos. Faltaban unos minutos para las seis de la tarde del viernes cuando se produjeron los primeros disparos en un restaurante de Mac Donald´s y posteriormente se trasladó al Centro Comercial.

En un primer momento se dijo que se trataba de tres atacantes. Finamente, la policía indicó que había sido un único atacante el autor de los disparos, un alemán de 18 años –supuestamente de origen iraní-, que se habría suicidado, según ha confirmado posteriormente las autoridades. Al parecer, el atacante disparaba al grito: “extranjeros de mierda, soy alemán”. Podríamos estar ante una venganza de tintes xenófobos, por el ataque al tren regional de hace unos días, precisamente en la región de Baviera, que un individuo hirió con un hacha y un cuchillo a cinco personas. Hasta ahora, Alemania había  conseguido mantenerse al margen de estos atentados y el estallido terrorista que se ha cebado con Francia, y pone de manifiesto el alcance del brote que recorre buena parte de Europa. Efectivos de las fuerzas especiales tardaron varias horas en ir rescatando a decenas de personas que permanecían escondidas en el local por miedo a volver a encontrarse con el agresor. Ya se había decretado el estado de alerta en la ciudad y se facilitaron las primeras cifras, una decena de muertos y una veintena de heridos, tres de ellos muy graves. Mientras tanto tenía lugar un gran despliegue policial en la ciudad para controlar la posibilidad de otros atacantes fugitivos.  Mientras los coches de la policía rodeaban el edificio y las primeras ambulancias atendían a los heridos, las noticias se extendían por las redes sociales con la información y peticiones de socorro de la gente  que permanecía escondida. La información que proporcionaban las autoridades era que Múnich estaba en  situación de alerta y que la población debería permanecer en sus casas. Toda Alemania en vilo por la confusión y el desconcierto. 

Muchos vecinos abrieron sus hogares a personas que huían del lugar y compartían con ellos información. La circulación de metro y autobuses fue interrumpida, así como las carreteras cortadas y el tráfico ferroviario. Al contrario que el  aeropuerto que mantuvo su funcionamiento habitual. Múnich es una de las ciudades más vibrantes de Europa. El gobierno de Estados Unidos y los principales mandatarios europeos han condenado el ataque.  

Se ha reunido el gabinete de emergencia de Gobierno Alemán, así como el Ejecutivo de la Canciller Ángela Merkel, para devolver la tranquilidad a la población. No ha habido indicios de que el ataque terrorista esté relacionado con el yihadismo, pero hay enorme preocupación ante la cadena de atentados padecidos en París, Niza, Estambul, Baviera y, ahora, Múnich que nuevamente ha enlutado  Europa. El problema más grave que sufre en estos momentos la Unión Europea es la escalada de atentados con el único objetivo de matar a mucha gente, y todo tiene que ver con la llegada de miles de personas desde las zonas de conflicto. La desastrosa gestión de la UE pide una renovación urgente de sus planteamientos y objetivos. Pero eso es otro tema que merece una reflexión más amplia. 

elblogdepacobanegas  23 de julio 2016 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar

f t g m