Copyright 2017 - Custom text here

En solidaridad con los atentados de Niza

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Francia, objetivo yihadista, nuevamente sumida en el caos y la desolación. 

El terror ha vuelto a conmocionar Francia. Al menos 84 personas han muerto y centenares han resultado heridos de diversa consideración, después de que un hombre, un terrorista, embistiera con un camión contra cientos de personas niños, adultos, familias completas, que disfrutaban de los fuegos artificiales del Paseo de los Ingleses. (En el Paseo Marítimo de Niza) como parte de las celebraciones del 14 de julio.

La fecha elegida para el atentado es muy significativa la Fiesta Nacional es una demostración de unidad en torno a las fuerzas armadas muy implicadas en los frentes de Oriente Próximo y Africa para combatir a los yihadistas. 

En medio de la desolación en este escenario dantesco, que sobrepasa todos los límites de la barbarie terrorista, la secuencia pone al mundo nuevamente en la evidencia  de una guerra cruel, desigual y despiadada, que exige una respuesta unánime, urgente y coordinada. Favorecido por las malas circunstancias que está viviendo Europa, y el bajo perfil  de esta nueva generación de políticos que piensan más en un sus proyecto  personales y de partido, que en el interés general.  Algo hay que hacer para transformar el mundo en algo mejor, nos va en ello la supervivencia. 

Aunque ningún grupo se ha atribuido  el ataque no se puede negar el carácter terrorista del mismo. Asusta la facilidad con que se pueden cometer este tipo de atentados. De nacionalidad tunecina, no tenía nacionalidad francesa, el terrorista fue abatido por la policía, pero con margen suficiente para convertir el escenario en un cementerio.  En el camión se ha encontrado un arsenal de armas pesadas. Tal y como ocurrió en París, los vecinos de la famosa ciudad de la Costa Azul  han recurrido a la solidaridad para ayudarse entre ellos en mitad de la locura: los taxis realizaban los trayectos gratis y los nizardos alojaban en sus casas a los que vivían más lejos. 

El presidente Hollande se encontraba en Avignon en el momento del suceso y se trasladó de inmediato a París para liderar un gabinete de crisis establecida en el Ministerio del Interior.  

Nuestras condolencias,  solidaridad y cariño a nuestros amigos del pueblo francés, en estos momentos de tanto dolor y consternación.

elblogdepacobanegas

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar

f t g m