Copyright 2017 - Custom text here

España-Italia

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

Para ser campeón hay que ganar a los mejores. La selección española de futbol con más aciertos que fracasos

Nos creíamos ya campeones de Europa. Después de ganar los dos primeros partidos con tanta autoridad, a la tercera fue la vencida.  Los primeros minutos de España Croacia tuvieron suficiente magia para ilusionar a los que creemos en el buen jugo de la selección española y nos sentimos identificados con sus éxitos y fracasos.

El peligro está en que ellos también lo creyeron y el exceso de confianza produce efectos adversos, en los que todo pareció conjurarse, a partir de aquí no dieron pie con bola, nunca mejor dicho.  España tuvo unos primeros minutos soberbios, cuajados de pases interiores y despliegues por banda, que desembocaron en el gran gol empujado por Morata. Siguió un exceso de confianza que supuso un balón de oxígeno para los visitantes que se fueron creciendo hasta el dominio de la situación. Croacia fue para España una dura experiencia con fuego real. Los croatas fueron tendiendo emboscadas en la línea de coordinación de pases que convirtió en inútiles los intentos de nuestra selección. El fallo de  De Egea y el desafortunado lanzamiento de Ramos en el penalti que podía haber dejado resulto el partido, resultó ser una especie de cloroformo con el que todo el equipo quedó anestesiado. El poco acierto de De Egea en esta su jornada más confusa, dieron ocasión al gol de Croacia que se puso por delante

España se dejó la buena imagen con un mal partido que se saldó con una derrota que complica el cruce de octavos de final y el resto de camino hacia la Eurocopa. Había empezado bien la selección que aunque se muestra algo nerviosa en defensa, consiguió hilvanar algunas jugadas brillantes. Pero los croatas no se rindieron y empataron en el último suspiro de la primera parte. La segunda empezó  mucho más igualada, con España dominando estérilmente y su rival saliendo como centellas al contraataque. Pudo cerrar el partido Ramos que falló el dudoso penalti cometido por Silva. Croacia siguió saliendo rápido y consiguió marcar una contra que fue definitiva. Quizás uno de los errores habría que atribuírselo al seleccionar, Del Bosque, al repetir sin cambio alguno, con los mismos jugadores en los tres partidos, produce exceso de confianza y relajación mental, más importante que la física. Si los jugadores estaban cansados, con mayor sentido algunos cambios.

 Que España tiene un buen conjunto nadie lo pone en duda, cuando salen convencidos, con mentalidad de equipo, tranquilos y  con la única preocupación de dar lo mejor  de sí mismo, sacrificando protagonismo al servicio del compañero, no solo son eficaces, se convierten en potenciales campeones,  producen respeto, admiración y un poco de miedo.

Sobre el rival de octavos, Italia y las consecuencias, ahora les toca bailar con los favoritos, pero para ser campeones hay que ganar a los mejores, y ellos tienen demostrado que lo saben hacer.

elblogdepacobanegas 25 de junio 2016

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar

f t g m