Copyright 2019 - Custom text here

EN POLITICA TODO ES POSIBLE

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

EN POLÍTICA TODO ES POSIBLE

Una semana después del debate de moción de censura contra Rajoy, la comidilla ayer en el Congreso fue la configuración del nuevo Gobierno que Pedro Sánchez anunció a Su Majestad el Rey, de un perfil político y técnico diseñado para apurar al máximo la legislatura, con lo que parece ser que Sánchez ha decidido acabar con la austeridad. Tanto es así que ha inflado en un 30 por ciento el número de carteras en el Gabinete: había 13 ministerios y ahora va haber 17.

 El PSOE no lo tendrá nada cómodo por dos factores: primero por su exigua minoría en el Congreso, ya que tratar de gobernar con 84 escaños es un auténtico ejercicio de aventurismo; y segundo porque la imagen en política es importante, pero no lo es todo. Sánchez ha diseñado un Gobierno guay de ministros y ministras de muy “buen rollo”, socialmente afable, atractivo, bonito, bien montado, incluso coqueto, con abundancia de mujeres, dos tercios de ellas, todas pertenecen a lo mejor de su profesión. Pero si algo muestra la experiencia es que haber triunfado profesionalmente no es ninguna garantía de triunfar en política Y se supone que presentó la moción de censura para gobernar, no para fingir que gobierna. Ahora le toca cumplir con su promesa o su presidencia pronto quedará deslegitimada. Y no le va a resultar nada fácil, pues un conjunto parlamentario tan menguado necesita aliados, colegas, cómplices que permitan con su voto alcanzar mayorías. Con 84 escaños de 350 que le llevaron a la Moncloa exigiendo desde el primer momento el pago de la factura, auguran un mandato poco pacífico, ni siquiera podrá gozar de un mínimo período de gracia, la embarrada política de hoy en día augura una legislatura corta que agonizará en meses en permanente atmósfera electoral. En principio, no parece un Gobierno inclinado a la extrema izquierda y, por tanto, es muy probable que no solo quede expuesto a la frontal oposición del PP y Cs, sino a medio plazo también a Podemos, por lo que es muy posible que se vea obligado a gobernar en precario, a base de decretos que tanto criticaron cuando lo hacía el PP, porque los socios de moción de censura no tienen por qué ser socios de gobernabilidad y menos en un panorama tan variopinto y diverso, incluidos los independentistas, como veremos. No hay que olvidar que el presidente Sánchez llegó a la Moncloa gracias a votos como los de los proetarras de Bildu, los separatistas pro-golpistas del PDECat y ERC y de los antisistema de Podemos, fuerzas políticas que buscan la ruptura del marco constitucional nacido del consenso de la transición. Pedro  Sánchez tendrá que valorar qué grado de riesgo político le hace parecer un hombre de Estado y donde está la frontera que podría llevárselo por delante.

elblogdepacobanegas 8 de junio 2018

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar

f t g m