Copyright 2017 - Custom text here

DESBARATAMIENTO

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

DESBARATAMIENTO

CON LA VICTORIA DE SÁNCHEZ EN LAS PRIMARIAS, EL PSOE ENTRA EN UNA ETAPA INCIERTA

La militancia del PSOE afín a Pedro Sánchez arrasa y consigue más porcentaje de votos en las primarias que Susana días y Patxi López juntos, logra una contundente victoria siendo el más votado en todas las regiones menos en Andalucía y el País Vasco. Con una participación de más del 80% de los 187.949 afiliados del Partido Socialista, Sánchez se impuso con 50’21 % de los votos y diez puntos de ventaja sobre la presidenta de la Junta de Andalucía. Pero a pesar de esta contundente victoria en las primarias, el PSOE no ha dejado atrás su situación de interinidad, en su esfera interna el partido queda fraccionado, demolido en sus estructuras y valores, herido, partido literalmente en dos, mas roto que nunca y aunque todo el mundo anuncia intención de unidad, hay un vencedor resentido que impondrá mano de hierro. Ha ganado holgadamente Pedro Sánchez pero ha perdido el PSOE con el triunfo de una candidatura con tan poco fundamento, y  ha perjudicado  a España con este fenómeno específico de intolerancia, prefiere un pacto con independistas y antiespañoles  antes que con la derecha democrática. La desidia e inanidad del PP harán el resto.

Con la victoria de Sánchez el PSOE entra en una etapa incierta, enfrentado como está a la mayoría de las instancias del partido se ha convertid en una de sus principales incógnitas. La pregunta está en qué pasará con los líderes territoriales, y en cómo se puede gestionar un partido en contra de todos los barones que en el famoso Comité Federal del 1 de octubre provocaron su abrupto desalojo de Ferraz. Un grupo parlamentario en contra que le ha sido mayoritariamente esquivo y en el que hay figuras que le son profundamente contrarias: no llegan a la veintena los diputados que le apoyan. Y el handicap de que él no es diputado en el Congreso. Juegos malabares tendrá que hacer a pesar de que con su triunfo en estas primarias, el exsecretario general vuelve más fortalecido que nunca y dispuesto con el “no es no” a paralizar las instituciones y el futuro político de España. 67.000 afiliados de base pretender condicionar a 46 millones de españoles llevando a la calle lo que no lograron en las urnas, y puede ser que lo consigan pues la política actual está poseída por el absurdo y sumida en el esperpento. El populismo de uno y otro pelaje puede conseguir que Podemos y los sectores independentistas incrementen su agresividad hacia la peor deriva conocida. Pese a ser el peor dirigente del partido en cuanto a resultados electorales  --con su pírrica victoria el PSOE sigue teniendo en el Congreso de los Diputados 85 escaños- y de haber roto el eje de la relación de los barones con la gestora que dirige el presidente asturiano, Javier Fernández, Sánchez regresa a la primera línea de la política enardeciendo a los militantes con el espíritu visceral que no falla en la izquierda: el resentimiento y la aversión a la derecha. En definitiva, su poder será absoluto porque solo responderá ante el militante y no ante el aparato. Habrá purgas, destituciones y renuncias, como la anunciada ya de Antonio Hernando como portavoz parlamentario. Un nuevo PSOE diseñado a su medida y sin resquicios del pasado ni dirigentes de toda la vida, un PSOE descafeinado que solo responderá ante la militancia y el aparato habrá perdido su razón de ser provocando una explosión en la política española en situación de bloqueo que obligue a Mariano Rajoy a convocar nuevas elecciones generales en un momento de incertidumbre, de fractura emocional donde el conglomerado de la izquierda independentista le tiene comida la moral al Gobierno.

23 de mayo 2017

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Buscar

f t g m